El papa Francisco visitará Cuba antes de comenzar su visita a Estados Unidos

Una monja mueve la bandera del Vaticano mientras asiste a la misa de Papa Juan Pablo II en La Habana el 25 de enero de 1998. El Vaticano confirmó que Papa Francisco visitará Cuba en septiembre. (CNS/Alyssa Banta)

Una monja mueve la bandera del Vaticano mientras asiste a la misa de Papa Juan Pablo II en La Habana el 25 de enero de 1998. El Vaticano confirmó que Papa Francisco visitará Cuba en septiembre. (CNS/Alyssa Banta)

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El sacerdote jesuita Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, dijo a reporteros el 22 de abril que el papa ha “recibido y aceptado la invitación de las autoridades civiles y los obispos de Cuba” y ha decidido visitar la isla antes de ir a los Estados Unidos.

El papa está programado, tentativamente, para llegar a Estados Unidos tarde el 22 de septiembre a Washington y visitará Washington, Nueva York y Filadelfia del 23 a 27 de septiembre. Detalles, como el itinerario y fechas de el viaje del pontífice a Cuba, se darán a conocer más tarde, dijo el padre Lombardi.

En 1998, no mucho después de que llegó a ser arzobispo de Buenos Aires, Argentina, Jorge Mario Bergoglio publicó un folleto que se centró en los discursos y homilías que Santo Juan Pablo II hizo durante su histórica visita a Cuba unos meses antes. En el documento hizo dos puntos importantes: el diálogo no es sólo posible, pero es necesario; y, un diálogo sincero y honesto beneficiaría tanto a los Estados Unidos como a Cuba.

Al mismo tiempo, el arzobispo Bergoglio repetidamente abogó por la plena libertad de la iglesia católica en Cuba a predicar el Evangelio y ministrar a los pobres y denunció sistemas ideológicos que ofenden la dignidad trascendente de la persona humana.

Durante su visita en el 2012 a Cuba, el papa Benedicto XVI hizo los mismos puntos. Una vez que regresó a Roma, dijo que había ido a mostrar su apoyo a la misión de la iglesia cubana de “proclamar el Evangelio con alegría a pesar de la falta de medios y de las dificultades que aún quedan por superar, para que la religión pueda realizar su servicio educativo y espiritual en el ámbito público”.

%d bloggers like this: